se que tengo diástasis ¿y ahora que? portada

Lo primero estás de enhorabuena. Si, de enhorabuena, porque has conseguido lo más difícil para la gran mayoría de las mujeres con diástasis abdominal. La mayor parte de las mujeres sufre a diario los síntomas de esta patología y ni siquiera saben lo que las ocurre. Esto supone una fuente continua de frustración e incluso de depresión. También la enhorabuena porque has tenido la determinación de buscar respuestas y de informarte a través de www.sindiastasisabdominal.com donde has encontrado la información más completa y científica que hay hoy en día en Internet. Por último, también debes saber que esta información, la obtienes de un profesional totalmente centrado en las patologías de pared abdominal, con años tratando casos muy complejos (grandes eventraciones y hernias) y también diástasis.

Pero la importante eres tú. Además, tengo una buena noticia y es que tu diástasis SI tiene solución. Pero esta solución es compleja y necesita que te involucres al cien por cien. La cirugía sólo es una etapa del tratamiento, si es necesaria. Muchas mujeres no la necesitan. Por ello es importante ceñirnos al siguiente plan:

PLAN TU DIÁSTASIS SÍ TIENE SOLUCIÓN

  1. Evaluación inicial
  2. Prehabilitación
  3. Cirugía
  4. Elige lo mejor
  5. Rehabilitación

1. Evaluación inicial

Lo primero de todo, debes concertar una cita en consulta de un especialista en pared abdominal. Es importante porque no se trata sólo de ver tu abdomen, la presencia de hernias y el tamaño de tu diástasis. En esta consulta de debe evaluar y medir objetivamente junto contigo, el impacto de la diástasis y sus síntomas en tu calidad de vida. Realizar test para valorar la funcionalidad de tu abdomen. Medir tu distribución corporal con tu índice de grasa y masa magra corporal y el pliegue abdominal. Y lo más importante, podrás conocer personalmente a quién te va a ayudar a solucionar tu problema.

2. Prehabilitación

Después de la consulta debes iniciar un periodo de 2-3 meses de fisioterapia . Tu especialista en pared abdominal debe trabajar con fisioterapeutas y rehabilitadores de confianza. Ellos comenzarán tu tratamiento. En muchos casos, el tratamiento tiene unos resultados excepcionales. Consigue en altos porcentajes, resolver la diástasis abdominal. Sin embargo, las hernias por desgracia no se puede resolver de esta manera y requieren cirugía. Por ell,o en este punto muchas mujeres habrán alcanzado su objetivo. Si no es el caso, los compañeros en fisioterapia te aconsejarán seguir con el procedimiento. A veces la diástasis y los síntomas mejoran francamente, pero queda algo de separación entre los rectos. Si a pesar de haber mejorado tanto quieres solucionar esa separación también se puede continuar con la cirugía.

3. Cirugía

Si está indicada la cirugía, después del periodo de prehabilitación, te citarás con el cirujano especialista en pared abdominal. Allí se repetirá la evaluación de la primera consulta para observar cómo has mejorado. Te vas a sorprender te lo aseguro. Aun así, si estamos en esta fase necesitas la cirugía por lo que, te informaras por completo. Debes conocer cual es la técnica ideal para tu caso, como se realiza la cirugía, como va a ser el postoperatorio y cualquier duda que tengas.

4. Elige lo mejor

Es importante en este punto saber que cuentas con un cirujano con experiencia en todas las patologías de la pared abdominal y con gran profesionalidad. Los cirujanos de pared abdominal tratan en su labor diaria, casos muy complejos de grandes hernias y eventraciones. Además, deben dominar las técnicas mínimamente invasivas (laparoscopia y endoscopia). Estos profesionales tienen un verdadero arsenal de técnicas. Esto es importante porque un cirujano no solo debe saber reparar una diástasis si no todos los eventuales problemas que puedan surgir.

El lugar donde operarse es muy importante, preferible un hospital de tercer nivel, que es el máximo, por lo que tiene todas las dotaciones. Además, es importante asegurarse que cuenta con una dotación de cirujano de guardia las 24 horas del día, para lo que puedas necesitar durante tu ingreso o después. Parece obvio, pero sin embargo, la práctica totalidad de las clínicas privadas no cuentan con estos medios para ofrecerte en tu ingreso.

5. Rehabilitación

Cuando la cirugía esté realizada esperarás 2 meses de reposo relativo y uso de faja abdominal. Es un periodo en el que tus heridas están cicatrizando. También, ahora la malla (si el cirujano la usó) está reforzando tu pared abdominal. Por ello puedes notar molestias leves o cierta rigidez, es normal. Después viene la fase final. Tu cirujano de elección te volverá a derivar a sus fisioterapeutas de confianza para tu rehabilitación. Con ellos reforzaras tu musculatura que va ganando masa, fuerza y resistencia muscular. Además, aprenderás a mejorar tus hábitos posturales y cómo manejar cargas en tu día a día. De esta manera se cierra el proceso.

Finalizado el tratamiento volverás a tener un abdomen sano, funcional, fuerte y bonito. Una situación que perdiste hace tiempo y que creías imposible de recuperar. Se que es un camino largo, pero piensa en ello como una gran inversión en tu vida. La mejor inversión que puedes hacer es en tu salud y tu bienestar.

Para estar continuamente informado subscribete a nuestra newsletter en el el apartado de abajo y a nuestra página de Facebook. Además puedes compartir tus experiencias y enriquecerte de las de otras mujeres en nuestro Grupo de Facebook

Dr. Sergio Salido Fernández, MD, PhD
Facultativo Especialista Adjunto
Cirugía General y del Aparato Digestivo
Unidad de Cuello, Mama y Pared Abdominal mínimamente invasiva.
Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz

 

Suscríbete a nuestra Newsletter

Acepta nuestra Política de Privacidad

Ayúdanos a divulgar esta información

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar