Testimonio de una paciente operada de diástasis

Testimonio de una paciente operada de Diástasis

La diástasis es una patología que sufren muchas mujeres y que en algunos casos, su única solución es la cirugía. Una operación es un proceso que genera miedo e incertidumbre y en muchas ocasiones, la experiencia de otras mujeres ayuda a dar el paso. A continuación os dejamos el testimonio de una paciente operada de diástasis. Para preservar la intimidad de la paciente, las fotos que aparecen proceden de artículos médicos, con sus correspondientes referencias

Descubrí mi diástasis hace un par de años y por casualidad. Con 46 años e hijos de 18 y 12 decidí visitar cirujanos plásticos para una reducción de pecho, ya que me encontraba en un punto donde mi calidad de vida no se correspondía a mi edad. Padecía de dolores de espalda constantes sobre todo desde que tuve a mis hijos, mis pechos se quedaron más grandes, así como mi abdomen.

Al visitar cirujanos para la mastopexia decidí que ya que me metía en el quirófano me redujeran el abdomen. Todos los doctores que visité me hablaron de abdominoplastia para realizar la plicatura de los rectos, al presentar diástasis y una importante distensión abdominal, además de retirar faldón.

“Muchas de las dolencias y molestias que padecía eran causadas por la diástasis”

Así que me puse a investigar sobre la diástasis y descubí que quizás muchas de las dolencias y molestias que yo padecía desde hace muchos años, y que mermaban mi calidad de vida y me minaban emocionalmente, podían ser a causa de la diástasis.

Como decía antes, me dolía la espalda siempre. Iba a menudo a darme masajes descontracturantes, me ponía mi mantita eléctrica y tomaba antinflamatorios y en ocasiones, relajantes musculares. Cuando visitaba médicos no me daban más tratamiento que esto y tampoco le echaban toda la culpa a mi pecho, que no lo consideraban tan exagerado como para tener tanto dolor de espalda. Pero tampoco intentaron buscar otras causas. Cada especialista se centra en su especialidad y no intenta profundizar en otras patologías o molestias que puedan estar interrelacionadas.

Otro problema muy grande que yo padecía era a nivel digestivo. En varias ocasiones, con distancia, me sometía a valoraciones por parte de especialistas digestivos de mi seguro privado y se me realizaban diferentes pruebas como ecografías, colonoscopias etc. Nunca se encontraba afectación en ningún órgano, y me diagnosticaban siempre lo mismo: Síndrome de Intestino o Colon Irritable, en definitiva, ninguna cura. Además, se me realizaron pruebas de intolerancia alimenticia con resultado negativo. Sólo una mínima a la lactosa en leche, pero no al resto de derivados lácteos, y eso lo controlo muy bien.

“He vivido durante muchos años con problemas digestivos que han influido negativamente en mi vida social y mi alimentación”

Así que he vivido muchos años con problemas digestivos que cada vez han ido a más y han influido muy negativamente en mi vida social y en mi alimentación. Debido a ello, eliminé casi todas las verduras y legumbres , para reducir al máximo la formación de gases intestinales, que costaba mucho expulsar. Se quedaban como alojados en los intestinos, como si se encontraran allí a “sus anchas”, provocando no sólo una gran hinchazón abdominal, como de embarazo de 5 meses (no es exageración), sino además unos dolores muy agudos. Y cuando durante días estaba en esa situación tan dura, se presentaban retortijones que provocaban diarreas.

Esta circunstancia me limitaba también realizar actividad física, porque con esas molestias estaba muy incómoda y además me fatigaba muchísimo, con todo el peso del pecho y abdomen. Mi abdomen respondía mal en clases “suaves” como pilates o yoga, que no son aeróbicos, porque la parte de trabajo abdominal no funcionaba, ya que no tenia nada de fuerza en el abdomen .Además los abdominales ejercían una presión hacia el suelo pélvico que parecía que por la vagina se iba a salir todo. Por último, en ejercicios de impacto o estornudos me surgía una leve incontinencia.

Entonces, a pesar de que la cirugía combinada pudiera parecer muy exagerada, decidí afrontar esta operación, porque estaba segura de que todo iba relacionado con diástasis además del pecho. Mi cirujano el Dr. Eduardo Forcada me transmitió gran confianza; porque está acostumbrado a realizar dicha cirugía a muchas mujeres que quieren recuperar su cuerpo después de ser madres y maneja las mejores y últimas técnicas para que la cirugía no se alargue demasiado.

Testimonio de una paciente operada de diástasis

Esquema de la planificación de la abdominoplastia, incisión y área de piel para retirar.  (AORN J. 2019 Jul;110(1):P17-P19 (Imagen de archivo médico)

Testimonio de una paciente operada de diástasis abdominal

Secuencia de pasas realizados durante una abdominoplastia. Selección del área de piel a resecar. Disección de la piel y la fascia abdominal. Reinserción y sutura de la piel que permancerá tras la cirugía. Resultado final. (Plast Reconstr Surg. 2019 Mar;143(3):628e-636e) (Imagen de archivo médico)

Me operé el 1 marzo del 2019 y la operación fue un éxito. Las primeras semanas se necesita ayuda en casa, y evitar en el primer mes realizar esfuerzos y coger peso. Además del trabajo del cirujano el cuidado en post operatorio es igual de importante.

Desde los primeros días se recomienda dar pequeños paseítos por casa y luego a las 2 semanas o 3, empezar a salir a caminar viene muy bien. A los 2 meses me puse en manos de una fisioterapeuta y me indicó ejercicios adecuados y dirigidos a rehabilitar correctamente toda la pared abdominal. Los músculos rectos, que son los implicados en la cirugía hay que rehabilitarlos con ayuda de la activación y fortalecimiento del resto de los músculos que componen la faja abdominal. También combinaba con elíptica, que para mi (que no soy nada deportista) es uno de los mejores ejercicios aeróbicos al no producirse impactos.

Testimonio de una paciente operada de diástasis

Comparación del estado previo y posterior a la cirugía de abdominoplastia. (J Plast Reconstr Aesthet Surg. 2019 May;72(5):813-820) (Imagen de archivo médico)

“Mi vida ha cambiado un 100×100 y me siento realmente bien”

Lo que puedo decir es que mi vida ha cambiado un 100×100, al verme con un cuerpo más ligero, sobre todo como más “sujeto”. Me he animado a hacer actividad física como nunca y me siento realmente bien. Mi estado de ánimo ha mejorado muchísimo también al no estar tan limitada en la alimentación. Ahora como de todo (excluyo como siempre los excesos de fritos, grasas y azúcar, no son alimentos que me atraigan especialmente). Puedo comer legumbres, que son muy sanas y ya no me pongo indispuesta como pasaba antes de la operación. Esto me demuestra que la diástasis me perjudicaba especialmente a nivel digestivo. Ya no he vuelto a tener episodios de SII, y si algún producto me produce gases es como a cualquier persona “normal”, se expulsan al poco y ya está. Mis dolores de espalda han desaparecido y mi suelo pélvico ha mejorado muchísimo.

Evidentemente ahora tengo mucha mejor conciencia postural, y he aprendido prácticas para evitar perjudicar el abdomen y suelo pélvico.

En todo mi proceso, buscando información sobre diástasis me apoyé en el grupo Diastasi Italia, porque allí la diástasis está en la cartera de servicios del SSN en casi todas las regiones y por eso hay mucha más información de pacientes contando sus experiencias.

En Septiembre de 2019, con permiso de las administradoras de ese grupo tomé la iniciativa de divulgar esta patología aquí en España a través de RRSS tanto en IG @diastasisespana como en Página Facebook Diástasis España. Hay otros grupos en lengua castellana pero hay una gran mayoría de mujeres de América Latina y se dispersa mucho la información. En nuestro grupo privado sólo admitimos mujeres con esta problemática que residan en España, para tener experiencias cercanas y buscar recomendaciones en nuestro país, tanto a nivel cirugía como rehabilitación.

En este periplo he tenido ocasión de conocer a muchos profesionales especializados en esta patología y además hacen lo posible para difundirla. Tanto matronas, como fisioterapeutas  especializadas en salud femenina en todas las variantes de preparación al parto, post parto, recuperación post quirúrgica; como cirujanos plásticos, para los casos en los que además de diástasis se presente exceso de tejido y grasa o se quiera redefinir todo el contorno abdominal; como cirujanos generales especializados en técnicas de última generación, para las muchas mujeres que a pesar de presentar diástasis, sean delgadas, incluso atléticas y necesitan de una cirugía mínimamente invasiva, con recuperación mucho más rápida y llevadera.

“Lo que engrandece a un gran profesional es además de su experiencia y conocimientos, es que informe con un enfoque multidisciplinar

Uno de esos cirujanos es el Dr. Sergio Salido Fernández, que me brinda la ocasión de contar mi experiencia en este estupendo blog, donde se pretende dar información de calidad sobre la diástasis y a mi modo de ver, de forma muy honesta, porque lo que engrandece a un gran profesional además de su gran experiencia y conocimientos, es que informe con un enfoque multidisciplinar. Reconoce que no todas las diástasis y estados del abdomen son iguales y es consciente que las expectativas o necesidades a nivel estético no son las mismas en todas las pacientes y aunque él domine varias técnicas, las que no son su especialidad, como la necesidad de cirugía plástica, no la subestima.

Doy las gracias a todos los profesionales de distintas modalidades que se especializan en diástasis y en su labor de difusión, porque ojalá yo hubiera tenido antes información de esta patología, me hubiera ahorrado muchos años de sufrimiento. Así que animo a todas a que aprovechen todo lo que hay a nuestro alcance para poner remedio cuanto antes.

La SS no incluye el tratamiento de diástasis en su cartera de servicios, así como, tampoco la mayoría de los seguros privados. Se contempla la cirugía de hernias umbilicales y epigástricas, pero no corrigen la diástasis. Por desgracia tenemos que gastarnos un dinero, tanto si es posible reducirla con fisioterapia como si se contempla la cirugía. Pero teniendo a mano toda la información posible y sabiendo de qué manera podemos mejorar nuestra calidad de vida, nuestra salud y cuidarnos para poder cuidar mejor a los demás,  tendremos la certeza de que hay grandes profesionales a dónde acudir y que nos puedan ayudar.

Doris.S
Facebook Diastasis España

 

Volver al blog de Salud Abdominal

Suscríbete y recupera tu abdomen

Ayúdanos a divulgar esta información

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar